Gestión del Agua

Estás aquí:

ZETA AMALTEA posee una larga experiencia en la evaluación de los sistemas de gestión del agua, para identificar oportunidades de mejora y corregir las desviaciones en el cumplimiento de los objetivos impuestos por la Directiva Marco del Agua. Nuestro trabajo se basa en profundas auditorías de los planes hidrológicos, detectando sus debilidades y recomendando las mejoras correspondientes.

Particularmente, hemos trabajado con varias administraciones en la implementación de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea, en tareas tales como el desarrollo de planes para mantener el buen estado de las aguas, garantizar los caudales ecológicos de los ríos y otras similares.

Seguimos las orientaciones de la Comisión Europea sobre cómo cuidar los recursos hídricos en la UE (Blueprint to Safeguard the EU’s water resources). Zeta Amaltea participa activamente en la Asociación Europea para la Innovación en el Agua (EIP-Water), a través de varios de sus grupos, especialmente en lo relativo al objetivo de la EIP referente al desarrollo de sistemas de Apoyo a la Decisión.

Nuestras soluciones se basan en el concepto de cuenca digital, combinando sensores para el seguimiento del ciclo del agua en tiempo real, procesamiento de imágenes de satélite, sistemas de información avanzados, escenarios climáticos, pronósticos estacionales y herramientas de simulación como los modernos modelos hidrológicos de base física.

Esta combinación de tecnologías modernas permite generar Sistemas de Apoyo a la Decisión personalizados, con múltiples beneficios para el manejo eficiente del agua y la energía, garantizando además el cumplimiento de las regulaciones ambientales vigentes así como adoptando soluciones efectivas frente a los riesgos climáticos.

La tecnología moderna, en las manos expertas de ZETA AMALTEA, permiten en definitiva generar las mejores estrategias de manejo del agua para una cuenca o región.

ZETA AMALTEA ofrece soluciones adecuadas a los difíciles retos que plantea el manejo integral del agua en las cuencas actuales, con usuarios del agua diferentes, con necesidades muchas veces contradictorias y todos enfrentados a un aumento significativo de la variabilidad climática y al imperativo de garantizar la buena calidad de las aguas.